Artes visualesCreativityExperimentandoInspiraciónProcesoTalleres

Hace años que vengo experimentando con los pigmentos naturales y haciendo pinturas de forma artesanal.

Me gusta que los participantes de mis talleres experimenten el placer de realizar su propia pintura, sientan la magia de la alquimia, y puedan comprender los componentes básicos de las pinturas. A partir de ahí, una se enfrenta de otra manera ante sus propias creaciones pictóricas.

Resulta muy interesante enfocarlo como un taller de pintura rupestre y con la excusa hacer un repaso por las primeras formas de arte y expresión de la humanidad.

MATERIALES NECESARIOS:

  • Blanco de España (carbonato cálcico) (1/3 de un vasito de yogur de cristal)
  • Pigmentos varios, a m i me encantan los óxidos y tierras:
    • Óxido de hierro natural (para obtener un siena)
    • Silicato de hierro y Manganeso (para obtener un sombra tostada)
    • Óxido de hierro amarillo (para obtener el ocre)
    • Silicato de Sodio (azul)
    • Carbón mineral (negro)
    • Talco (blanco)
  • Mucílago de la chumbera (Ficus Opuntia). Para obtener el mucílago, que es como una sustancia babosa, realizo una extracción en agua que preparo el día previo, pelando y cortando las palas de la chumbera en trocitos pequeños y dejándolas en agua. (1/3)
  • Látex (1/6)
  • Piedras

Con estos materiales vamos a tener los 3 componentes básicos de la pintura:

El aglutinante que permite darle estructura, cuerpo y textura a la pintura, el disolvente que permite diluir y extender nuestra pintura y los pigmentos para obtener los diferentes colores. El látex funciona como aglutinante y a la vez como un aditivo con propiedades adhesivas.

Mezclamos el Blanco de españa con el mucílago en su base acuosa y el látex, y añadimos 3 cucharadita de café del pigmento que queremos realizar, para empezar. Luego vamos añadiendo alguna cucharadita más hasta saturar el color, cada pigmento tiene un comportamiento diferente con la base. Y ya os podéis poner a pintar.

Son colores fotosensibles, así que los puedes proteger del sol, y si están expuestos en el exterior, vale la pena darles una capa de barniz.

 

AL HILO DE LA PINTURA RUPESTRE

Este taller resulta un espacio fantástico para retrocer 20.000-40.000 años y adentrarnos en las cavernas a media luz y descubrir el primer arte rupestre. Descubrir que las artistas rupestres podrían haber sido mujeres como apunta el estudio del arqueólogo Dean Snow difundido en la revista National Geographic. Estuvimos investigando la iconografía, incluyendo arte figurativo, escenas y teriántropos.

Unas semanas depués del taller, se ha descubierto una pintura rupestre en una cueva de Indonesia que tiene al menos 44.000 años de antigüedad y que retrata a un grupo de figuras parcialmente humanas y parcialmente animales –teriántropos gigantes– que cazan grandes mamíferos con lanzas o cuerdas. Esta pintura podría ser la evidencia más antigua que muestra la capacidad de nuestra especie para imaginar la existencia de seres sobrenaturales. “Este es el arte figurativo más antiguo que existe y pensamos que además es el ejemplo más antiguo de obra narrativa y tal vez de espiritualidad”, explica el arqueólogo Adam Brumm, coautor del hallazgo.