Sant Jordi con “Un tesoro en las cumbres” y mucho amor | Gracias!

Un Sant Jordi muy especial! Fuera de la urbe, en Bunyola, en nuestro pueblo, porque la actividad cultural también se debe reivindicar en las zonas rurales, en SetCels, una librería preciosa, que su nombre ya lo dice todo, un espacio para todos, para sentirse bien, para leer, para tomar un té o un vermut y para todo lo que pasó ayer.

Yo saqué a pasear a “Un tesoro en las cumbres” el álbum  escrito por Ramiro Calle, para iniciar en la meditación a los más pequeños, editado por Cuento de Luz, en el que les acompañé para contar la historia con los pinceles e imaginar la pequeña aventura que vivirá el gato-yogui Emile en colores púrpuras y cielos.

Comenzamos con un taller artístico, mi interés era abordar los cambios de emociones de una manera gráfica. Y las trabajamos a través de nuestro amigo Emile, que inicialmente se siente nervioso, intranquilo, incluso furioso, pero que después de subir a lo alto de la montaña y descubrir los secretos de la meditación se calma y se convierte en el gato dulce y adorable que es, tranquilo y sereno, enviando amor en todas las direcciones. Lápices de colores y dos pliegues a modo pop-ups son los secretos de este maravilloso trabajo que hicieron los más peques.

sant jordi Nívola 8sant jordi Nívola 11 sant jordi Nívola 12

Una vez ya conocíamos a Emile,  les conté a través de las ilustraciones la aventura de “Un tesoro en las cumbres”. Nos sentimos como los pájaros que trinan, practicamos la posición ancestral de los yoguis meditadores, nos concentramos en la brisa que nos mece, viajamos sobre una nube, reposamos serenos, acariciamos el cielo y nos abrazamos entre nosotros para sentir amor…

sant jordi Nívola 4sant jordi Nívola 2 sant jordi Nívola 6sant jordi Nívola 5sant jordi Nívola 3  sant jordi Nívola 7

Y después de esta bonita experiencia, firmas ilustradas en la calle para vivir la magia de Sant Jordi, arropada por niños y niñas de todas las edades, que te trasmiten su ilusión, que hacen preguntas interesante y que te dicen cosas preciosas. Allí estuvimos un buen rato, compartiendo mesa y mejor compañía con Bàrbara Suau  y su “Elles també hi eren: Dones de Bunyola” y Josep-Manuel Vidal-Illanes y su “Júlia i la Xarxa“, estuvimos muy agusto, hasta comimos paellita con el dragón de Sant Jordi!

Aunque la profesión de ilustradora sea dura, es por estos momentos, por la magia, por compartir con vosotros, que merece la pena continuar. Nos vemos el próximo Sant Jordi! Gracias a todxs!

sant jordi Nívola 13  sant jordi Nívola 15 sant jordi Nívola 16 sant jordi Nívola 17 sant jordi Nívola 20sant jordi Nívola 18

(Gracias Bàrbara Suau por las fotos)